Ruta de una semana por la República Checa

Ruta de una semana en la República Checa

¿Pensando en visitar la República Checa pero no sabes cuántos días necesitarás? En esta ruta de una semana lo tienes todo: ciudad, pueblo y naturaleza. 

En este artículo te dejamos nuestro itinerario de manera muy resumida, pero estamos preparando un par de artículos más extensos con todos los detalles para descubrir lo mejor de Praga y sus alrededores.

Itinerario de viaje

Día 0. Barcelona – Praga

Este día tiene un poco de trampa: llegamos tarde y nos alojamos en un hotel de carretera que habíamos reservado previamente, pero al que no sabíamos muy bien cómo llegar. Finalmente cogimos un autobús desde el aeropuerto que nos dejó cerca de un centro comercial, y desde ahí caminamos unos 20 minutos hasta llegar al hotel. El hotel fue el Motel Grado, por si alguien se encuentra en la misma situación. 

Día 1. Toma de contacto con el centro de Praga

Ya en Praga, nuestro alojamiento fue el camping Central Camp, en la zona de Praga 3. Nuestra experiencia no fue del todo buena ya que las instalaciones estaban muy sucias y no era justamente barato. Eso sí, resultaba muy fácil moverse en transporte público desde allí, así que eso es un punto positivo.

Tanto la estación de autobuses como la de trenes están cerca la una a la otra y a sólo 15 minutos del centro de Praga, con lo que vale la pena ir caminando y aprovechar el paseo para ir empapándose de la arquitectura de esta preciosa ciudad.

Este día aprovechamos para visitar algunos puntos de interés como el Puente Carlos, la Plaza de la Ciudad Vieja y los Jardines Wallenstein.

Día 2. Visita al Castillo de Praga

 Se trata de un recinto lleno de historia donde se ubican a catedral de San Vito, el Palacio Real y el Callejón del Oro.

Al salir de aquí nos quedamos merodeando por la plaza de la ciudad vieja y caminamos hasta el barrio judío.

Día 3. Tren a Kutná Hora

A solo una hora de Praga, este pueblito es conocido porque en él se encuentra el impresionante Osario de Sedlec. Se puede conseguir una entrada combinada para visitar también la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora y San Juan el Bautista, Patrimonio de la UNESCO; y la Iglesia de Santa Bárbara.

De regreso en Praga aprovechamos para caminar por los jardines cercanos al río, donde está el museo de arte moderno y cruzamos para ver la Casa Danzante, obra del arquitecto checo-croata Vlado Milunić en colaboración con Frank Gehry.

Casa danzante Praga

Día 4. Concierto a la vista

Viajamos a la República Checa con la excusa de ir al concierto de las Guns n’ Roses ya que las entradas eran mucho más baratas que en España, y de paso conocíamos esta bonita ciudad.

Guns n Roses en Praga

Antes de ir al concierto nos dio tiempo de visitar el metrónomo de Praga, un curioso mirador con skatepark, menos visitado por turistas, pero con mucho ambiente en verano.

Día 5. Tren a Děčín y trekking hasta Hřensko

No podíamos irnos de la República Checa sin pisar antes las montañas.

Nos dirigimos a Děčín, en la Bohemia Suiza, desde donde hacemos una excursión a Hřensko. Esta parte de nuestro viaje te la explicaremos mejor en el artículo que estamos preparando sobre los alrededores de Praga.

Děčín a Hřensko, República Checa

Día 6. Pravčická Brána y ruta en canoa por la garganta del río Kamenice. 

Una de las perlas de la Bohemia Suiza es el puente natural de arenisca, Pravcická Brána, una visita obligada si estás por la zona, que se complementa con una preciosa excursión en barca por la gruta del río Kamenice.

Día 7. Ruta a Malá Pravčická Brána

Ruta de unos 10 km para ver la hermana pequeña de Pravcická Brana. Es también un arco natural de menor tamaño, unos 2,3 metros de alto por 3,3 de ancho, pero durante el recorrido se visitan otras formaciones areniscas con pasarelas y miradores. Es una ruta realmente bonita que acaba en Jetřichovice donde tomamos un helado y el bus de regreso al camping.

Día 8. Regreso a Praga

Volvemos a Praga después de haber pasado tres días alejados del gentío y ruido de la ciudad, así comenzamos a acostumbrarnos a lo que nos espera en Barcelona ☺No nos da tiempo para mucho así que nos limitamos a deambular por el centro, comer helado y esperar el autobús que nos llevará al aeropuerto.

Puente de Carlos de noche, Praga